domingo, 26 de febrero de 2017

PREMIO CUMBRE DE ORO (FEMECV).

MONTAÑA PARA TODAS LAS EDADES, recibe de manos de la Federació d´Esports de Muntanya i Escalada de la Comunitat Valenciana (FEMECV), el PREMIO CUMBRE DE ORO a la divulgación del montañismo.
 

Desde este espacio, queremos agradecer a todos los que de alguna manera habéis hecho posible este premio.
 
Muchas Gracias.
 
 
 
 

domingo, 19 de febrero de 2017

San Miguel y Santa Bárbara de Líria

Mi hija tiene la gran suerte, de tener un Profesor de Educación Física (Fernando Mora), que incluye dentro de su programa educativo, la realización de actividades al aire libre (aprovecho para agradecerle y felicitarle por tan buena iniciativa).
Este post, es consecuencia directa de una de esas actividades.
Decidimos experimentar y para ello, intentamos utilizar el transporte público, para llegar a algún destino en el que pudiéramos realizar una ruta, sin necesidad de tener que realizar un "acercamiento" demasiado largo (he de decir, que resultó ser más difícil de lo que pensábamos, ya que un Domingo en Valencia, el transporte público deja bastante que desear) y.... superadas todas las dificultades, elegimos  Líria como destino.
Una ruta ideal para pasar una mañana en familia, disfrutando de la naturaleza, la cultura y las amables gentes de Líria.

Datos generales:


 (Fuente IGN)
(Método Mide - Montañas Seguras).

Descripción de la ruta:

(Fuente Wikiloc - Montaña para todas las edades)
.
Powered by Wikiloc



Salimos de la estación de metro de Líria y tomamos la calle por la izquierda (en ligera subida),buscando el centro de la población..
 Caminamos unos metros y en la segunda calle (a la altura del edificio rojo), tomamos la calle que sale por nuestra izquierda.
 Nos encontramos a las afueras de la población.
 Tomamos el camino que sale junto al muro (por la derecha), tomando como referencia el edificio blanco.
 Aquí se aprecia mejor.
 Seguimos la pista por la derecha
 Mientras avanzamos, observamos la gran "colonización" de un cactus invasor (creemos identificarla como Cylindropuntia pallida). Se desconoce cómo ha llegado a la Comunidad, ya que se trata de una especie Americana. Tiene unas grandes y afiladas espinas blancas (acabadas en forma de arpón), realmente dolorosas. De muy fácil proliferación, resiste incluso los incendios.
 Nuestro camino es claro e invita a conversar.
 Al frente, nuestro primer objetivo: El Monasterio de San Miguel.
 La pista termina en la parte alta de la población, junto a este pequeño parque. Seguimos por la calle que hay frente a nosotros.
 De nuevo en la primera calle, giramos a la derecha. Aprovecho para agradecer la amabilidad de varios vecinos que nos regalaron todo tipo de indicaciones.
 Y ahora... Izquierda.
 Ya estamos otra vez en el sendero. Atención a las marcas de PR (Blanco-Amarillo).
 Detalle señalización.
 ¡Sorpresa!, unas cuantas gallinas campando a sus anchas.
 Vamos por el buen camino.
Muy cerca del Monasterio, el camino se estrecha, ganando un aspecto más montañero.
La pequeña pendiente, estira nuestro grupo.
Muy cerca ya de San Miguel.
El tiempo está cambiando rápidamente. Se ha levantado viento y por nuestra derecha vemos señales de lluvia.
Siguiendo las marcas del PR, bordeamos el muro por la izquierda.
En unos metros, llegamos al acceso del recinto.
Fachada principal.
El tiempo sigue empeorando. Nuestra Sierra Calderona (cuantas veces la hemos disfrutado).
No hace falta consultar el altímetro.
Cuentan que las aguas de este pozo, son milagrosas.
Estamos en un lugar de culto.
La iglesia, con la imagen de San Miguel presidiendo el Altar.

Nos disponemos a seguir nuestro camino. Regresamos a las escaleras junto al muro.
Como nos temíamos, la lluvia y el granizo hacen acto de presencia, así que regresamos sobre nuestros pasos para buscar cobijo en el Monasterio. (Se pueden observar las cortinas de precipitación).
Pequeñas bolitas de granizo.
Después de un rato a refugio, y tras consultar el radar meteorológico, decidimos continuar. Nuestro siguiente objetivo, el asentamiento Ibero Edeta, muy cercano al monasterio.

Una vez en las escaleras, seguimos por la derecha. El sendero es claro.
Hay señalización suficiente.
Ya vemos los límites del asentamiento. Aunque "chispea", y el aire es frio, nuestras ganas de descubrir son mayores.
De nuevo los pinchos se adueñan del camino.
Llegamos a la entrada y.... ¡CERRADO!, no deja de ser algo curioso e incomprensible.
El Monasterio.

Mientras rodeamos el recinto "nuevamente amurallado", vamos intentando interpretar los distintos paneles informativos.
Es una lástima no poder visitarlo. Tirando de zoom, conseguimos hacer alguna buena foto.
Y otra más.
Después de intentar recorrer el asentamiento (aunque existe la posibilidad de colarse por algunas zonas del vallado, y muy a pesar nuestro, decidimos NO hacerlo e informarnos de cuando se puede visitar).
Regresamos sobre nuestros pasos hasta los límites del recinto religioso.
Ahora bordeamos el muro del monasterio en el sentido de las agujas del reloj (otra opción sería salir al aparcamiento y cruzar la carretera para seguir el PR).
Aunque el PR nos indica que no es el camino, nosotros continuamos bordeando el muro.

Intentamos mantener una misma curva de nivel, aunque en ocasiones la vegetación lo hace un poco complicado. Tenemos que llegar a la pirotécnia que se ve al fondo (casetas blancas).


La vegetación se adueña del terreno, pero eso no es impedimento para continuar.
Hay que caminar con precaución, algún tramo resulta algo delicado.
Hemos terminado de bordear todo el Monasterio.
Seguimos intentando mantener la curva de nivel.
Esta vertiente nos permite disfrutar de un paisaje mucho más montañero.
 No se si calificar este tramo como "camino erosionado o torrentera", el caso es que bajamos unos metros por él, para seguir nuevamente por la derecha.
Ahora el camino es más evidente.
Ya vemos más cerca las casetas de la pirotecnia.
Vamos en busca de la carretera. Seguimos por la izquierda.
Ahora caminamos paralelos a la carretera, buscando un paso para descender.
En este cruce giramos a la izquierda.
Seguidamente tomamos la pista que sale por la derecha.
La pista, cómoda y ancha. (Descartamos este sendero por la derecha).


Seguimos recto.
Hay alguna señal de PR, aunque no estaría de más que las volvieran a pintar.
Después de caminar unos metros, tomamos un sendero que sale por la derecha.
Detalle del sendero. Hay marcas de PR, aunque es fácil no verlas.
A los pocos metros, el sendero gira a la izquierda.

Aquí se aprecia mejor la bifurcación.

Nuevamente hay que prestar atención para tomar una senda por la derecha.
Esta senda, nos llevará cresteando hasta la ermita de Santa Bárbara.

Al fondo las ruinas de la ermita.
Aunque su estado es ruinoso, nos hacemos una idea de lo que fue la ermita en el pasado y de la importancia que tuvo para los ciudadanos de Líria.
La plaza principal, es acogedora.


Monasterio de San Miguel desde la ermita.
Es hora de terminar nuestra ruta, bajamos por la derecha siguiendo el calvario, por una pista ancha y cómoda, hasta la población de Liria.


Ahora sólo hay volver a la estación de metro para regresar a casa.
Y como no podía ser menos.... Un clásico en nuestras salidas.

Recomendaciones especiales:

Evitar las horas de máxima insolación.
Usar ropa y calzado adecuados a la actividad y época del año.
Utilizar: gafas, gorra y protector solar.
Líria cuenta con centro médico, hospital y los servicios de una gran población.
Hay agua en el Monasterio de San Miguel.
Hay algún tramo donde puede resultar algo difícil la orientación, por lo aconsejamos llevar descargado el track de la ruta.
Debido a la gran cantidad de cactus, NO RECOMENDAMOS ESTA RUTA, para perros.

Enlaces de interés: