jueves, 10 de mayo de 2018

Els Pelegrins de Les Useres (Ruta+ para habituados a la montaña)

Como cada año, el último viernes de Abril, Els Pelegríns de Les Useres, emprenden un duro viaje de 35 kms, que les llevará hasta el Santuario de Sant Joan de Penyagolosa, donde pasarán la noche y elevarán sus plegarias de: SALUD, PAZ Y LLUVIA.
El Sábado regresarán a Les Useres (desandando el camino que hicieron el Viernes), cumpliendo de esta manera un año más con la tradición.
Una tradición que se remonta al siglo XIV y que ha sido declarada recientemente: Bien de Interés Cultural Inmaterial (Decreto 53/2016 publicado en el DOCV el 3 de mayo de 2016).
 Siempre había querido vivir en primera persona esta experiencia y por fin, este año pude acompañar a Los Peregrinos, desde el Santuario de Sant Joan de Penyagolosa, hasta Xodos.
 Un camino que ya de por sí, me ha resultado hermoso las veces que lo he recorrido y que se ha visto enriquecido con el paso de la peregrinación.

Datos generales:

(Método Mide - Montañas Seguras).

Descripción de la ruta:

(Wikiloc - Montaña para todas las edades).

Powered by Wikiloc

La ruta la iniciamos en el aparcamiento superior de Xodos (Chodos), entre el cementerio y la ermita de San Cristóbal. Salimos del aparcamiento por el callejón de la derecha.
Estación Meteorológica de Xodos (situada junto a la ermita).
El Marinet. Nuestra ruta pasará junto a él.

Giramos a la izquierda.
Y enseguida a la derecha.
Recorremos un tramo corto de la Calle del Calvari

Y de la Calle El Moli.
Estás son las últimas casas de la población.
Seguimos en dirección a la montaña. El camino pasa junto a los cipreses que tenemos delante (izquierda).
En unas horas pasaremos por aquí, junto a Els Pelegrins de Les Useres
Aunque estamos en primavera, la mañana está fresca. Son las 8 y el termómetro marca 9ºC.

El camino es muy agradable, y las vistas sobre el Marinet inmejorables.
Pasamos junto a este pilón.
Al fondo (izquierda) El Molí de Xodos
Un servidor.
Mis pensamientos recorren aquel día que hicimos este mismo camino, subiendo al Marinet y a la Moleta de Mor.
Descartamos el sendero que baja por la izquierda. Seguimos en dirección al molino.
Nos llama la atención la señalización en forma de "infinito", que nos acompañará durante todo el camino.
El Molí de Xodos.
Parece mágico.
Seguimos por la pista.
Descartamos esta entrada por la izquierda. Es impresionante la frondosidad del bosque.
El camino pasa junto a la Font dels Possos. Nos desviamos a la izquierda.

Ahora comienza una de las partes más bonitas de toda la ruta. Un camino empedrado entre la espesura del bosque.
Atentos a la señalización vertical. Nosotros seguimos por la izquierda.

Nuestra dirección.
Y de nuevo..... las marcas del GR (rojo y blanco) y el misterioso infinito (creemos que indica el camino de los peregrinos).
La pendiente va aumentando.
Y la vegetación también.
Detalle del empedrado. El Camí dels Peregrins.
Hay que inmortalizar el momento.
Mil aromas abarrotan el aire, haciendo una mezcla en ocasiones difícil de clasificar.
No hay que abandonar el sendero principal. Se está intentando regenerar el monte.

Descartamos este sendero que sale por la derecha.

Un hito de piedras, con las marcas del GR, nos indica que hemos de seguir por la izquierda.

La señalización es abundante y variada.
Poco a poco vamos ganando altura.
Por nuestra derecha se abre un buen "patio"

El bosque se cierra de nuevo y el empedrado vuelve al camino.
Pasamos junto a este curioso "hito" de piedras.

El camino, muy cerca del Pla de la Creu, termina en esta pista que seguimos.
El Pla de la Creu, es una explanada donde confluyen varios caminos.
En primer plano el Pla de la Creu.
Nosotros seguiremos hacia Sant Joan de Penyagolosa, por la pista de la derecha.


Seguimos la pista principal, descartando este camino que sale por la izquierda.
Anoche llovió, y el bosque tiene un color especial.
La pista (por la izquierda) sigue hasta las proximidades de Sant Joan de Penyagolosa. Nosotros iremos cortando las "zetas" de la pista, por estos atajos  (hito de piedras), que le dan un punto más atractivo que caminar por la pista.
Detalle de uno de los hitos de piedras que marca los atajos.

Volvemos a salir a la pista.
El Pico Penyagolosa, nos saluda. Siempre me ha llamado la atención esta imagen, donde se aprecia claramente la linea donde la altitud limita el crecimiento de los árboles.
Después de unos metros por la pista, volvemos a encontrar un nuevo desvío.
Al fondo, volvemos a ver de nuevo la pista.

Caminamos unos metros por la pista, y enseguida un nuevo desvío (esta vez a la izquierda). Si por casualidad, perdiéramos algún atajo, simplemente hemos de seguir la pista en sentido descendente.

En este se debe despistar mucha gente, pues los hitos de piedras son de tamaño considerable y los han situado a ambos lados de la entrada del desvío.

Volvemos a la pista, que seguimos por la izquierda.
Y de nuevo, otra vez izquierda (este no tiene hitos).
Seguimos otra vez por la izquierda, y rápidamente tomamos el sendero que nace por la derecha (hay un pino bastante picoteado por los picapinos
En esta imagen se aprecia mejor el desvío.
¡IMPRESIONANTE!
De nuevo cruzamos la pista y seguimos por la derecha.
Estamos muy cerca del Santuario. Habíamos acordado bajar el ritmo en la bajada, para no estar demasiado tiempo parados en Sant Joan (Los Peregrinos tienen su salida a las 13:00). pero por lo visto nuestras piernas y nuestro corazón, no han hecho demasiado caso y el ritmo es bastante rápido.

El camino es muy agradable y nuestras ganas por llegar grandes.

La señalización sigue siendo abundante.
Cruzamos por última vez esta pista para seguir por el sendero que hay frente a nosotros.
Ya estamos cerca. Caminamos unos metros paralelos a la carretera.
No es habitual que los coches estén aparcados en la carretera, lo que nos da una idea de la cantidad de gente que vamos a encontrar. Hoy es un día ¡Grande! y la afluencia de visitantes es mucho más elevada de lo habitual.

Y ¡por fin! llegamos a Sant Joan de Penyagolosa. Todavía no son las diez de la mañana y decidimos buscar un buen sitio para almorzar.
Tenemos que esperar hasta las 13:00 para ver salir als Pelegrins.
De esta espera, tenemos bastantes anécdotas (tres horas en el mismo sitio dan para mucho). Por citar alguna: fue imposible tomar un café en el bar, había tanta gente que cada vez que entramos.... nos tuvimos que salir sin café.
Visitamos el Arboreto y la Casa Forestal, donde vimos la proyección sobre el parque en la sala de audiovisuales. Por cierto, nos regalaron una hucha.
También explicamos a varios excursionistas, por donde subir al Peñagolosa, hablamos con los dueños de las caballerías que participan en la peregrinación y con algún que otro periodista que cubría el acto.
Pero de todo, me quedo con una imagen que realmente me impresionó... tanto por ser nueva para mí, como por las circunstancias en que se dio:
Els Pelegrins, pasan la noche en un recinto, denominado "La Cueva". Como teníamos tiempo para escudriñarlo todo, al escuchar a un señor, al tiempo que se agachaba a mirar por el ojo de la cerradura de una puerta, que eso era la cueva y que estaban dentro, me pudo la curiosidad y en cuanto acabó de mirar, ya estaba yo echando una miradita.... Y sí, estaban allí. Uno de ellos, levantó la mirada hacia la puerta y como si fuera un niño al que han "pillado" en alguna travesura, me separé rápidamente de la puerta. Al girarme, había un peregrino, con su habito, su sombrero... esperando para entrar (había ido al baño). Fue una sensación que siempre recordaré.
Esta es la Cueva donde pasan la noche. No tiene luz salvo por una pequeña abertura en la pared.

Las caballerías se abrevan, preparándose para el largo viaje que van a realizar. Hoy vuelven a Les Useres en un recorrido de 35 km.
A las 13:00 horas, se abren las puertas de la iglesia y un respetuoso silencio, roto únicamente por los Cantos dels Cantaors, lo envuelve todo.
Asistimos atentos e impresionados a la ceremonia de toda la comitiva.
Y regresamos acompañándoles hasta Xodos.
Es impresionante el respeto y el silencio que se vive durante la ruta.
Estamos muy cerca del final de nuestra ruta (Xodos/Chodos), a ellos todavía les quedan cerca de 28 kilómetros para terminar la Peregrinación en Les Useres.
Una experiencia inolvidable que espero poder repetir en otras ocasiones y que recomiendo a tod@s.

Recomendaciones especiales:

En invierno la temperatura suele bajar de 0ºC y la nieve hace acto de presencia.
Llevar: ropa, agua y comida, para toda la ruta y la época del año.
En Sant Joan, hay servicio de restauración y alojamiento.
Si se acompaña a la peregrinación, hay que ser respetuosos e intentar guardar silencio.
No se puede adelantar als Pelegrins, salvo que se tome otro camino.

Enlaces de interés:






Actividades cercanas:


3 comentarios:

  1. Hola Jose Vicente...
    Sin duda,que una experiencia enriquecedora y ademas con esas anécdotas,que nos has contado,sobre toda la de la ''pillada''...jejeje.
    El recorrido que hicisteis,es precioso,sobre todo esa parte de senda con camino empedrado.
    No descarto el ir algún año a ver y acompañar a esos Peregrinos de Les Useres.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juane!
      Cuando estaba terminando el último tramo del Camino de Santiago, mi corazón ya había decidido que tenía que volver y recorrer más tramos de ese fantástico camino. Ese sentimiento lo volví a tener cuando regresaba con los peregrinos. Sin darme cuenta ya estaba hablando de volver el próximo año y de cómo lo haríamos.
      A mí me "llenó" tuve: sentimientos, sensaciones y recuerdos que hicieron que esta ruta que había realizado en varias ocasiones tuviera un porte especial.
      Sin entrar en aspectos religiosos o, entrando (igual se trataba de eso)... he de decir que lo que viví ese día "Me marcó".
      Un abrazo y ya la planificaremos para el próximo año.

      Eliminar
  2. ¡Hola, José Vicente! Gente de mi grupo han acudido (en un par de ocasiones) a ver salir a los peregrinos. Yo no acudí en ninguna de las dos. Me parece más interesante como lo habéis hecho vosotros. Tomo nota y lo tendremos en cuenta para la próxima. Es interesante participar en tan mística celebración.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar