lunes, 2 de enero de 2017

Circular a la Cova Alta.

Regresamos a la Vall d´Albaida, para realizar la ruta a la Cova Alta. Las buenas sensaciones están garantizadas.

Datos generales:


(Fuente IGN).
(Método Mide - Montañas Seguras).

Descripción de la ruta:

(Fuente Wikiloc - Montaña para todas las edades).

Powered by Wikiloc
 Para llegar al inicio de la ruta, debemos tomar desde la población de Albaida, la CV-6170. Esta carretera, termina a los pocos kilómetros (cortada por la actual A-7/CV-40). Unos metros antes del final de la misma, a mano derecha, sale una pista que tomamos.
La mayoría deja el coche en la casa forestal (unos metros más hacia arriba), pero nosotros hemos decidido dejarlo un poco antes para hacer algo más larga la ruta.
Descartamos este desvío a la derecha (Albergue Don Bosco).
 Tras unos metros, llegamos a la Casa Forestal. Nosotros seguimos subiendo por la pista.
 Cobertizo junto a la Casa Forestal y nuestro camino por la izquierda.
 La pista muy bien trazada.
 Llegamos a esta bifurcación. Seguimos por la izquierda. (Detalle banderola).
 Nuestra dirección (Cova Alta).
 En esta ocasión, nos acompañan Manuel Colás y Raúl Aranda. Dos experimentados montañeros, que acaparan toda la atención (y todas las preguntas) de mi hijo Adrián.
 Ya vemos la Cova Alta y en la parte superior la Cruz, a la que intentaremos llegar.
 Aprendiendo a ser un buen montañero.
Es el momento de dejar la pista y comenzar la senda que sale por nuestra derecha y que en un kilómetro, nos llevará hasta nuestro primer objetivo del día: La Cova Alta. (Detalle banderola).
¡Sólo un kilómetro!
La senda (todavía ancha), nos va acercando hacia las paredes verticales.
No podemos evitar mirar hacia arriba buscando la cueva y la cruz.
Poco a poco la senda va estrechándose, lo que nos obliga a caminar en fila.
Mantiene una pendiente constante, que nos permite caminar con comodidad.
La senda hace una "Y", descartamos el desvío de la derecha (hay hito de piedras) y señal de PR
El día acompaña. Está nublado y hay niebla, la vegetación tiene un color especial.
Detalle de la senda.
La Casa Forestal y la niebla sobre la Vall d´Albaida.
Albaida.

Vamos ganando altura y acercándonos a las paredes rocosas.
La vegetación tiene un colorido maravilloso.
Casi podemos tocarla. 
Hay mil cosas en las que fijarse.
Esta nueva banderola (muy próxima a la entrada de la cueva), nos indica que debemos seguir por la izquierda.
Si queremos subir a la parte superior, una vez visitada la cueva, hemos de volver a este punto y tomar el sendero que sale por la derecha con las indicaciones Creu Cova Alta.

El camino que hemos recorrido.
Y.... ¡Ya estamos frente a la Cueva Alta!
Fuente en el interior de la cueva. Es una lástima que esté llena de pintadas.
Mirando hacia el exterior. La cueva es enorme.
Disfrutando de las vistas (es emocionante ver a mi hijo disfrutar así de las cosas).
Las últimas y necesarias lluvias, han vuelto a empapar en suelo y llenar los acuíferos. El agua vuelve a gotear por las formaciones de las paredes de la cueva, hasta tal punto que decidimos almorzar fuera. Toda la cueva está muy mojada (hay que tener precaución pues resbala bastante).
Aquí terminaría la ruta para los que NO queráis subir hasta la cruz, debiendo regresar hasta el coche por el mismo camino de subida.
Ahora continuamos nuestro camino hasta la parte superior (la Cruz de la Cova Alta). Para ello, regresamos hasta la última banderola (tal y como hemos comentado), para seguir dirección Creu Cova Alta.
Detalle banderola.
Hay que ir con precaución en este tramo, la senda es muy estrecha y está muy húmeda. 
Llegamos a una primera canal por la que sería posible trepar (paso de II), para acceder a la parte superior, pero seguimos por la senda (PR), en busca de una segunda canal mucho más abierta que nos permitirá subir con comodidad.
Detalle de la canal por la que accederemos.
Nos obliga a realizar pequeñas trepadas (la mayor dificultad es la humedad de la roca).
 Una vez en la parte superior, vamos por la izquierda hasta la Cruz (la roca en algunos tramos está erosionada, por lo que hay que caminar con cuidado).
Seguimos hasta el vértice geodésico... "Sin palabras".
video
 Frente a nosotros el Contador, Agres, El Teix, Les Caves (pozos de nieve).... recordamos los buenos momentos que pasamos, siempre que subimos al Montcabrer.
Curiosamente me viene a la mente el Sr. Lucas (el guarda del refugio del Centro Excursionista de Alcoy), con su VW Golf. Era un placer charlar con él junto a la chimenea del refugio.
 La niebla sorprende a mi hijo (es la primera vez que vive esta situación), y la observa con cierta preocupación (teme que no seamos capaces de regresar si sube hasta nosotros).
Aunque existe esa posibilidad (¿Quién no se ha desorientado un día de niebla?), le explicamos que conocemos el camino de regreso, llevamos el track de la ruta en nuestro GPS, y contamos con mapa de la zona y brújula (por si falla la tecnología).
 La panorámica es maravillosa.
 Invita a recrearse.
 La Sierra del Benicadell, con su pico asomando entre la niebla.
 Todos disfrutamos contemplando el paisaje.
 Raúl Aranda y Manuel Colás. (es un placer contar con su compañía y su amistad).
 Ya es hora de volver, queremos estar en casa a la hora de comer y hay que "ponerse las pilas".
 Regresamos hasta en punto por el que hemos accedido a la parte alta (pasando primero junto a la Cruz), para seguir con nuestra ruta (se puede destrepar por la canal de subida, si queremos hacer, el recorrido más corto).
 Por la derecha tomaríamos la canal de subida. Nosotros seguimos recto (la senda no es demasiado clara en este punto, pero podemos tomar como referencia la pista que se ve frente a nosotros).
 Después de caminar varios minutos, encontramos una senda (muy poco pisada), por la derecha con una indicación en la roca "Cova Chica".  Evitamos este desvío y seguimos recto, siempre hacia la pista.
 La senda en ocasiones es difícil de ver, la tapa el monte bajo.
Ya estamos cerca de conectar con la pista.

Llegamos a la pista y seguimos al frente (descartamos el ramal que baja por la izquierda).
La niebla asoma tímidamente.
En este punto, tomamos la senda que sale por la derecha (muy marcada y en descenso), para hacer una larga diagonal que nos llevará a las proximidades del coche.
Clara y muy marcada.
Parece que se retiran las nubes y la niebla.
Es un tramo algo largo, pero merece la pena (pasaremos bajo la Cova Chica).
Estamos muy cerca del coche (esta senda de la derecha, que ahora descartamos, es la que sube a la Cova Alta).
 Y ¡Por Fin! la pista que va hasta la Casa Forestal y nuestro coche. Sólo tenemos que seguirla por la izquierda.

Después de muchos años, regresamos a la Cova Alta. Las sensaciones han sido las mismas que entonces o si cabe, más que antaño.
Se respira aire montañero por doquier, y hay un cuidado muy especial de la zona, donde el caminante se siente en sintonía con el entorno.
Llama poderosamente la atención la excepcional limpieza de la zona.(no hay papeles, tubos de gel, cartuchos vacíos).

Recomendaciones especiales:

Evitar las horas de máxima insolación.
Usar ropa y calzado adecuados a la actividad y época del año.
Utilizar: gafas, gorra y protector solar.
Albaida, cuenta con todos los servicios de una ciudad (Centro de Salud, Farmacias, Guardia Civil, Supermercados, bares, cafeterías, restaurantes).

Enlaces de interés:



 



 

 

2 comentarios:

  1. ¡Hola José Vicente! Acabo de comentar en el blog de Juane (Peña senderista esto se empina)la ruta. Me traía buenos recuerdos porque allí y se celebró un encunetro blogger al que asistí y en el que se realizó la ruta que nos cuentas algo más ampliada. Bonita ruta. Por cierto, si Manuel Colás vive en Picanya , lo conozco porque su hermano jugaba con mi hijo al fútbol y él era entrenador.
    Te deseo un feliz y completo 2017 donde las rutas y la felicidad sean abundantes.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Emilio! Gracias por tus deseos para el 2017. Mi familia te desea igualmente toda la felicidad para este 2017 y que se cumplan todos tus sueños. El Manuel Colás que me acompaña es y vive en Paterna. Esta ruta la hice por primera vez unas Pascuas de hace 23 años (estábamos de campamento en el Albergue Don Bosco), y tenía muchas ganas de repetirla.

      Un abrazo.

      Eliminar