miércoles, 2 de noviembre de 2022

El Calderón (techo de la Comunidad Valenciana) (Ruta + para habituados a la montaña).

 

El Calderón o Alto de las Barracas (1.838 m.), es la montaña más alta de la Comunidad Valenciana, razón más que suficiente para visitarla. Si a esto le añadimos la gran diversidad vegetal (carrascas, pino negral, pino albar, sabinas rastreras y por supuesto los fantásticos ejemplares de sabina albar) y faunística (buitres, águilas, rapaces nocturnas, jabalíes y ciervos). conforman  un cóctel  al que es difícil renunciar.

Cómo llegar:


Puebla de San Miguel. Pinchando en el enlace anterior, se abrirá una pestaña de Google Maps donde visualizarás el lugar donde aparcamos e iniciamos la ruta.

Datos generales:


Método Mide - Montaña Segura.

Descripción de la ruta:


Perfil de la ruta.
Mapa de la ruta.
    
Powered by Wikiloc
Pincha en el logo de Wikiloc para descargar.
Llegamos temprano a Puebla de San Miguel, tenemos por delante casi 20 Kilómetros y un nada despreciable desnivel acumulado de 900 m positivos, lo que la convierte en una ruta exigente y sólo recomendable para habituados a la montaña.
Después de aparcar en la Plaza San Miguel (junto a la iglesia de San Miguel Arcángel y el Ayuntamiento), salimos de la población hacia la TE-V-6011 (Carretera a Losilla) hasta llegar a la casa forestal.
Tomamos el camino que sale entre la casa y los campos de labor (180º) descartando la pista de hormigón que sale junto a la fuente.
Detalle del inicio del sendero (paleta direccional).
Nuestra dirección: Collado del Buey - Alto de las Barracas (PR-V 131.8).
El trazado del sendero, ha cuidado todos los detalles haciéndolo muy agradable.
Casi sin darnos tiempo a salir de la población, encontramos el primer ejemplar de árbol monumental. La carrasca de los Huertos del Coronel (450 años, según la toma de datos de 1994).
Pasamos junto a la fuente de Los Huertos.
Lavadero.
Seguimos por la izquierda entre terrazas de cultivo... El camino va aumentando su inclinación.
Detalle de la señalización del sendero.
Vamos a buscar el sendero que sale frente a nosotros.
Pasamos junto al Calvario.
Y nos adentramos en un bonito pinar de ejemplares jóvenes.
La procesionaria del pino (que este año parece mucho más activa), forma largas hileras. Sus pelos son altamente urticantes y suponen un verdadero peligro para los perros, sobre todo para los cachorros, que pueden llegar a lamerlas suponiendo un verdadero riesgo para la salud. Nuestro post sobre la procesionaria del pino.
La fuente del Javandal, nos recibe con sus aguas cristalinas.
¡Precioso!
Detalle de la señalización del sendero.... Ahora en el formato más habitual.
Llegamos a un claro y podemos observar la cantidad de "bolsones" de procesionaria que hay en los pinos.
He de reconocer que me genera cierto nerviosismo cuando tengo que pasar por debajo de alguna de estas "bombas"... Recordad que los mismos bolsones pueden desprender con un poco de viento, miles de pelos urticantes.
La pendiente ahora es más pronunciada. Los restos de un fósil en forma de caracol, aparecen delante de nosotros .
El sendero termina en esta pista, que seguimos por la izquierda...
Nuestra dirección.... Mirador Mirar Bueno.
Pasamos junto a este abrevadero (derecha)...
... Y este depósito de agua.
Hemos cambiado la senda por esta amplia pista forestal.
Me contaron una vez que cuando muere la primera oruga de la fila o el grupo no es capaz de seguirla, pierden toda la orientación, produciéndose un montón en el que terminan muriendo.
No me atrevo a pronunciarme sobre lo que se ve en la imagen.... No había nidos sobre ellas, así que habían llegado ahí de alguna forma... Se estaban organizando para seguir? Habían perdido a la primera y no sabían continuar?.. Seguramente los expertos en la materia tendrán clara esta conducta.
Lo que sí puedo afirmar, es que hay que renunciar a esa práctica de matarlas rociándolas de alcohol y prendiéndoles fuego.... SE PUEDE PRODUCIR UN INCENDIO.... DE GRAVES CONSECUENCIAS.... EN EL MONTE, NO ENCIENDAS FUEGO.
Fuente desconocida.
El paisaje va cambiando por momentos.
Llegamos al desvío del mirador (izquierda), que dejamos para otra ocasión y seguimos unos metros por la pista, en dirección: Sabinar de Las Blancas.
Detalle de la paleta direccional.
Como indica el panel (desconocemos el autor aunque pensamos que pueda ser GVA), empezamos a ver los primeros "Erizones" o Cojín de Monja o de Pastor. Una planta acolchada de hojas espinosas y flores azules, habituada a la severidad de la montaña y que solemos encontrar por encima de los 900/1.000 m.
A nuestra izquierda a unos metros de la pista, encontramos esta sabina (El Sabino 550 años en 2009) con una placa que homenajea la labor de Jesús Monedero Ramos, Agente Medioambiental de la Generalitat Valenciana y autor del libro: Árboles Monumentales y Singulares del Parque Natural de Puebla de San Miguel.
Fuente: GVA. Parcs Naturals.
Cito textualmente: "A Jesús Monedero, agente medioambiental, por su labor durante 30 años en favor de la recuperación, conocimiento y protección de las sabinas"...
Dejamos la pista por la izquierda...
...En dirección a Las Blancas, donde encontraremos ejemplares de Sabina Albar de edades comprendidas entre los 400 y 900 años.
El paisaje vuelve a cambiar de golpe... parece que aquí todo está ordenado.
Llegamos a la pista que tomamos por la izquierda.
Antes de llegar al depósito de agua que vemos al frente, giramos a la derecha para seguir un sendero que en su arranque tiene escalones.
Pasamos junto a los corrales de La Cerrada.
Empezamos a ver las primeras sabinas monumentales.... 
400 años!!!
Fijaros en el tamaño del tronco.
En 900 años han pasado muchas cosas y ahí ha estado esta sabina observándolas con su porte solemne... ¡Qué lastima que no pueda hablar!
Seguimos nuestro camino, disfrutando de cada rincón.

Pasamos junto a esta pequeña fuente (a nuestra izquierda).
El sendero vuelve a enlazar con la pista.... que seguimos por la izquierda...
En dirección al Collado del Buey.
A nuestra derecha vemos el Corral del Tío Peseta, donde hay más sabinas monumentales, que esta vez no visitaremos... Todavía queda mucho y queremos terminar antes de comer. 
Ahora tenemos un buen rato de pista.
En esta bifurcación, tomamos la pista de la izquierda.
El camino se ensancha hasta el punto que parece que estemos sobre una especie de cortafuegos.
Intuimos una trazada más firme por la izquierda. Aunque todo apunta que se trata del camino correcto, consultamos el mapa y el track para asegurarnos (es la primera vez que tenemos que hacerlo en esta ruta). 
Nos desviamos a la derecha.... Por la izquierda llegaríamos a la Fuente del Serbal/Serval pasando por el Alto de La Cabera (1.578 m.).
El sendero se adentra en un bonito pinar. El paisaje ha vuelto a cambiar.
Un nuevo desvío nos obliga a ir por la izquierda.
A los pocos metros volvemos a desviarnos por la derecha (por la pista de la izquierda también iríamos al Collado del Buey pero nuestra opción es más montañera).
Nuestra dirección: Fuente del Pozo.
Llegamos a este abrevadero y decidimos que es buen sitio para almorzar. Hay veces que vas tan metido en la ruta, que te olvidas de comer y de beber. Al final hemos tenido que "obligarnos" a parar.
Después de reponer fuerzas, bordeamos este depósito, para seguir nuestro camino.
Vamos remontando el barranco por su vertiente derecha donde se adivina una senda y encontramos algunos "hitos" de piedras.
A los pocos metros de iniciar de nuevo la marcha, pasamos por esta fuente que pensamos, se trata de la Fuente del Pozo.
Detalle de la fuente.
Seguimos remontando el barranco y decidimos seguir unos "hitos" por la derecha ganando un poco de altura.
Desde este plano superior, observamos un sendero por el lecho del barranco, era otra opción seguir por ahí, pero según el mapa, nos aleja un poco más del Collado del Buey.
Al frente derecha, la silueta del refugio del Collado del Buey (1.715 m.).
Restos de nieve en la parte alta de la Sierra de Javalambre.
Llegamos a esta paleta direccional y seguimos al frente...
... En dirección al Alto de Las Barracas.
Abandonamos la pista por la izquierda, para afrontar la última subida que nos llevará al techo de la Comunidad Valenciana.
En 500 m. llegaremos a la cima
Todavía tenemos que "apretar" un poco para subir hasta la cima.
Mirando hacia el Pico de Javalambre (2.020 m.). Cabe destacar que el Calderón forma parte de la Sierra de Javalambre. 
El camino esta jalonado por hitos de piedras que facilitan la orientación.
A los pocos minutos llegamos al vértice geodésico.


Después de disfrutar unos minutos de la cima, nos hacemos la foto de grupo y seguimos nuestro camino (pasando por delante del vértice que quedará a nuestra izquierda... Nosotros hemos llegado por la parte que tiene los escalones).
Ahora, vamos a ir en busca del Pino Vicente y para ello hemos de seguir monte a través, intentando no bajar demasiado hacia la izquierda.... El track de la ruta en este tramo es fundamental.... y por si todo falla, una brújula y un mapa a mano te saca de muchos líos... Por si las moscas, llevábamos los deberes hechos desde casa y teníamos marcado en el mapa el Waypoint.
Momentáneamente seguimos estas señales, intentando siempre ir hacia la izquierda.... 
Atravesamos este gran claro...
Al llegar al bosque la cosa se complica.... hay que buscar un árbol en concreto entre todos los demás, así que vamos tirando de momento de GPS.
En casi dos kilómetros, nos plantamos delante del Pino Vicente. Este fabuloso ejemplar de pino Albar, llegó a estar marcado para su tala... Afortunadamente se le "indultó" gracias al afortunado criterio de Vicente Tortajada (forestal de la zona y a quien debe el pino su nombre) y de algunos vecinos del pueblo.
Detalle del tronco.
Casi ná!!!!! 250 años.
Seguimos ahora por la pista, dejando el pino a nuestra derecha, unos 200 m. (NO hacemos caso de esta señal en la piedra que dice que vamos por el camino equivocado).
Llegamos a esta bifurcación y tomamos el camino de la izquierda.
A la derecha la subida al Pico El Gavilán (1.751 m.). Después de subir, regresaremos a este punto para continuar bajando por la pista.
El Gavilán.
Bajamos de nuevo a la pista principal y ahora seguimos por la derecha.
Descartamos esta pista de la derecha (por la que podríamos subir al Collado del Buey. Nosotros bajamos por la pista de hormigón
En dirección.... Mas del Olmo.... La pendiente es de las que están recordando un tiempo las rodillas... así que los bastones pueden aliviar un poco el sufrimiento, ayudando a repartir mejor el peso.
A nuestra derecha, el pino La Araña (250 años en 2009). Es curiosa la forma de sus brazos.
Pasamos junto al corral del Bisco (a la izquierda de la pista).
Dejamos la pista y seguimos por la izquierda.
Ya estamos cerca del final de la ruta.
De momento la senda suaviza un poco la pendiente, después de 300 m. se convierte en un tobogán donde notas que la gravedad tira de ti y te obliga a "trotar" para rebajar esa fuerza. En 1.400 m. bajaremos un desnivel de unos 300 m.
Puebla de San Miguel asoma en el valle... Involuntariamente seguimos la pista con la mirada... ¡¡¡Queda mucho todavía!!!
El sendero termina en esta pista que tomamos por la izquierda.
Pasamos junto a esta pequeña capilla en honor a la Virgen de La Cueva Santa.
Descartamos este desvío a la derecha...
... Y este otro.
Ya estamos cerca de Puebla de San Miguel... al final se ha hecho corto.
Pasamos junto a la Ermita de San Roque.
Ahora sólo nos queda seguir unos 800 m por la CV-363 para llegar a  Puebla de San Miguel y dar por finalizada la ruta de hoy.

Bibliografía consultada:

-- POR LAS CUMBRES DE LA COMUNIDAD VALENCIANA - 50 MONTAÑAS ESCOGIDAS. (Rafael Cebrián Gimeno).

-- ARBOLES MONUMENTALES Y SINGULARES DEL PARQUE NATURAL DE LA PUEBLA DE SAN MIGUEL. (Jesús Monedero Ramos).

Recomendaciones especiales:




Enlaces de interés:


Ayuntamiento de Puebla de San Miguel.




Te apetece ser solidario:

No hay comentarios:

Publicar un comentario